fbpx

SAN LORENZO.

Ese sentimiento con olor a Albahaca. Una ciudad impregnada de la única esencia que huela a alegría, tradición, felicidad y diversión por partes iguales. Para mi “San Lorenzo” son muchas cosas. La alegría de encontrarte con los de siempre, la felicidad que contagia la pañoleta al cuello, las reuniones familiares …

Todos los día 9 “EL DÍA” almorzamos con mis amigas de toda la vida en el mismo sitio. Tradición que nunca perdemos. Todo el mundo irradia felicidad, ves a amigos de siempre, a otros que haces tiempo que no ves, incluso a otros que milagrosamente solo ves el día 9.

Por eso es especial, porque los Oscenses somos San Lorenzo.

Ese chupinazo que todos los años me hace llorar por ese padre que perdí hace 30 años y que todavía sigo recordando todos los día 9. La alegría por esta ciudad maravillosa que es Huesca que me ha visto nacer ,crecer y hacerme a misma. Y este año, mención especial merece nuestra SD Huesca, nuestros triunfadores que van a tener el honor de lanzar el cohete anunciador y de convertir esta pequeña ciudad en una gran escaparate al exterior.

Porque Huesca siempre ha sido de primera. Porque Huesca está de moda, Huesca se mueve, se nota, ¡VIVA HUESCA!

¡Y qué decir tiene el día 10! De esos danzantes que son el alma de la fiesta. En mi caso el día 10 es familia. Todos los años mi querida madre organiza una comida con mis tíos, mis primos etc.. y ¿Qué comemos? Nuestro pollo a lo chilindrón y melocotón con vino que es lo más característico de la ciudad.

Ver Huesca en San Lorenzo es una alegría, es ver a gente contenta por todos los sitios y a todas horas. Porque todos sabemos que en invierno en Huesca parece que no hay nadie y yo siempre digo que es una ciudad/balneario, una ciudad con un nivel cultural altísimo, tanto que en mi caso no tengo tiempo para ver toda la oferta cultural que ofrece.

El resto de días es disfrutar cada uno de lo que le gusta. De la fiesta nacional, de la ferias ,de los conciertos…sin olvidar Las Peñas Recreativas que son muy importantes para la gente jóven y no tan joven ya que ofrecen infinidad de actividades para todas las edades. Un baluarte que nunca debemos perder y darle la importancia y relevancia que merecen.

Sobre este tema creo que el Ayuntamiento debería darles mayor protagonismo ya que son el alma de la fiesta de los chavales que empiezan a vivir su San Lorenzo.

En definitiva, para una Oscense de PRO, como me considero, el 9 y 10 de agosto son unos de los día más felices del año, por ello ¡DISFRUTAD Y SENTIR SAN LORENZO!